viernes, 18 de marzo de 2011

Pensamiento del Día, 17-3-2011

«Lo que no se comparte no deja huella ni nostalgia..»

 (Josefina Aldecoa; La Robla, León,  8 de marzo de 1926- Mazcuerras, Cantabria, 16 de marzo de 2011.

Historia de una maestra, 1990)

 

Lo que uno guarda para sí, ajeno a quienes le rodean, morirá con uno... No será siquiera capaz de desatar el embrujo de las imágenes nostálgicas, pues sólo habita la nostalgia en lo que fue con otros (o, en todo caso, en lo que fue sentimiento de soledad precisamente por la ausencia de otros precisos)... Por eso es tan importante compartir también los aprendizajes, tornarlos cooperativos, colaborativos, solidarios. Porque, por ende, el genio individual es tremendamente limitado con respecto al progreso en el conocimiento. En realidad, el propio avance de la ciencia y de la tecnología se funda en el trabajo en equipo y en la relación con la tarea de toda la humanidad precedente. Sin compartir las cosas y los saberes, los anhelos y los estados de ánimo, es imposible dejar huella alguna de nuestro paso por el mundo, es improbable un desarrollo personal satisfactorio. Josefina Aldecoa supo dejar huella para sumirnos en la nostalgia de una vida compartida desde su voluntad ilustrada de educar.

Nacho Fernández del Castro, 17 de Marzo de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada